Toma de Decisiones y Pensamiento Lateral

Módulo 9. Toma de Decisiones y Pensamiento Lateral


Módulo 9. Toma de Decisiones y Pensamiento Lateral


El éxito depende de haber adoptado la decisión adecuada en el momento adecuado. Para el análisis de un problema podemos utilizar las herramientas de redefinición, recogida de información y búsqueda de posibles soluciones

La Redefinición de Objetivos


Estas técnicas se consideran un punto de partida para generar un estilo de pensamiento y para mejorar planteamientos en la solución de problemas 


La redefinición de objetivos: esta técnica consiste en adoptar la costumbre de preguntarse sobre los cuatro elementos que constituyen la definición de un problema.

Los sujetos del problema: ¿la definición incluye adecuadamente los sujetos del problema?, ¿cómo podría incluirlos totalmente?.

Los objetivos del problema: ¿figuran los objetivos en la definición?, ¿están especificados qué, dónde, cuándo, cuánto?

Los obstáculos y limitaciones de recursos: ¿quedan especificados?¿discriminamos qué podríamos hacer en principio con ellos; destruirlos, respetarlos, sacar ventaja de ellos?.

Los supuestos restrictivos: ¿estamos ignorando alguna de las restricciones que nos autoimponemos?.

La habilidad del Director de Proyectos: la habilidad con la que un Director de Proyectos se enfrenta a un problema y toma la decisión más idónea para resolverlo se puede desarrollar por distintas vías. El desarrollo de relaciones de aprendizaje y de trabajo con personas cuyas fortalezas y debilidades de aprendizaje son opuestas a las nuestras, mejorar el encaje entre las fortalezas de nuestro estilo de aprendizaje y las experiencias de solución de problemas a las que nos enfrentamos, practicar y desarrollar habilidades de aprendizaje en áreas en las que somos deficitarios.

Las Abstracciones Sucesivas


Este principio se refiere a la posibilidad de redefinir un problema al variar el nivel de abstracción en el que le representamos


El nivel de abstracción: tanto el aumento como la disminución del nivel de abstracción nos ofrece muchas posibilidades de interpretación del problema.

Para entenderlo mejor vamos a utilizar un ejemplo: lo real es el primer planteamiento del problema, pretendemos mejorar el limpiaparabrisas para nuestros nuevos modelos de coches, para ello se nos ocurre darles más velocidad, que gasten menos batería, etc. Pero podemos redefinirlo aumentando el nivel de abstracción, con un nuevo planteamiento más general que englobe al primero, no nos interesa tanto mejorar el limpiaparabrisas como pensar en otras soluciones como una corriente de aire a presión que mantenga seco el parabrisas. Pero caben aún redefiniciones de mayor nivel de abstracción, posiblemente la visibilidad directa del conductor, podríamos incorporar los scanner de visibilidad electrónica aplicados a aviones y carros de combate.

Qué es un problema: un problema es una situación a la que nos enfrentamos y para la cual, en un principio, no poseemos un repertorio de respuestas adecuadas. Podemos definirlo también como la discrepancia entre el estado actual de las cosas y el estado deseado. Cuando algo funciona mal y no conocemos a priori la causa estamos ante un problema.

Un problema siempre es una oportunidad de mejora: un problema es algo dinámico que nos obliga a salir de nuestra zona de confort. Suele tener más de una causa. Suele tener más de una solución.  Un problema es una desviación entre el desarrollo normal de una situación (lo que debiera ser) y el desarrollo real (lo que está sucediendo realmente).

Qué es una desviación: la desviación que observamos en el presente tiene su origen en algún acontecimiento del pasado, esta circunstancia que origina la desviación es su causa. El conocimiento de la causa o causas es fundamental ya que solo una vez conocida podremos llevar a cabo acciones correctivas (soluciones) para que el problema desaparezca.

El Pensamiento Lateral aplicado a la Dirección de Proyectos


El cerebro tiene sus manías nuestra parte izquierda y nuestra parte derecha piensan de distintas formas, una es más de conceptos y la otra es más de acciones


El cerebro tiene sus manías: nuestra parte izquierda y nuestra parte derecha piensan de distintas formas, una es más de conceptos y la otra es más de acciones, además cada persona piensa de una manera diferente y funciona de una manera diferente. Siempre vamos a estar jugando con las dos partes de nuestro cerebro, si dejamos libre al cerebro, si no utilizamos herramientas ni sistemas nos perderemos en las discusiones y no llegaremos a ningún sitio, ¿por qué?, porque nuestro cerebro es así, debemos aprender a manejarlo.

Unos ven una cosa otros pueden ver otra: esto significa que podemos ver las cosas en función de distintos parámetros, de distintas culturas y de las distintas circunstancias de cada uno.

Las capacidades de cada uno: vemos gente muy capacitada para la acción y que se pierde en los conceptos y hay gente más capacitada para la conceptualización que luego se pierde en la acción. Lógicamente este ocurre con las personas implicadas en los proyectos y es algo que el Project Manager debe tener en cuenta.

Las cosas tienen caras distintas y se pueden ver de varias formas:  bajo distintas perspectivas, conforme vamos involucrándonos en algo sacamos consecuencias diferentes a las iniciales y enriquecemos todo el abanico de posibilidades que tenemos ante una situación.

La parálisis por el análisis: tenemos que conceptualizar y tenemos que tomar decisiones, es nuestro trabajo como Project Manager. Tenemos que utilizar metodologías y herramientas que nos permitan trabajar  y determinar sistemas, sistemas que nos aseguren que la toma de decisiones, el análisis de problemas y la resolución de los mismos sean afrontados de una manera reflexiva, pensada y preestablecida con los que maximizaremos resultados satisfactorios.

Qué pasa cuando nos planteamos los problemas sobre todo tendemos al pensamiento vertical donde vamos a la solución del problema sin tener en cuenta todo el contexto y todas las posibilidades, de tal manera que muchas veces lo único que vemos es el cajón donde nos hemos metido y no somos capaces de irnos más hacia fuera, o hacia dentro del problema, o de la situación, vamos a aprende a no afrontar los problemas de esta manera.

Lo que nosotros proponemos es que ante un problema te pares a pensar: que te lo tomes con tranquilidad y que le des las vueltas de una manera sana y sensata, la toma de decisiones, el análisis y la solución de problemas, conforme apremian nos hacen tomar decisiones más rápidas, nos hacen pensar más rápido y asumir más riesgos que no tendríamos por qué asumir.

pensamiento-lateral-hitoteam