Como delega el Director del Proyecto

Módulo 3. Delegación


Módulo 3. Delegación


La delegación es una competencia compleja que requiere esfuerzo y método para conseguir su efectividad. En el Master debatiremos, reflexionaremos y estudiaremos como proceder a una delegación eficaz, sin riesgos y con el máximo control 

El Director del Proyecto ante la Delegación


La delegación es una de las habilidades más difíciles de adquirir y que se aplica con mayor riesgo. Muchos confunden delegar con “dejar hacer”, quitarse trabajos de encima que no gustan 


El Director del Proyecto y la delegación: la delegación es una técnica que consiste en transferir la ejecución de tareas y funciones a los colaboradores directos de un mando. Bien aplicada, la delegación, es un instrumento básico para la gestión del tiempo. Incrementa la motivación y facilita el aprendizaje de las personas sobre las que se delega.

El Gerente del Proyecto y la delegación: el Director de Proyectos debe tener una actitud abierta hacia la transferencia de tareas y funciones. Para ello debe haber configurado su equipo de proyecto para poder disponer de colaboradores capacitados para desempeñar con éxito las tareas y funciones a delegar.

Qué tareas pueden ser delegadas y cuándo es oportuno hacerlo: inicialmente debemos hacer una lista de todas nuestras tareas,  posteriormente reflexionar sobre cuáles de ellas se podrían delegar según el objetivo que nos propongamos. Aligerar o nivelar la carga de trabajo, preparar al subordinado para que realice funciones de mas envergadura, delegar aquellas accesorias o periféricas para aprovechar la especialización, etc. Así podemos decidir qué tareas que pueden ser delegadas y cuándo es oportuno hacerlo. Muy importante, siempre debemos disponer de elementos de referencia para supervisar la tarea delegada.

Qué es la delegación y qué es la abdicación: delegar no es abandonar al delegado en su nueva actividad, eso es abdicar y, tal actitud, lleva al fracaso de la delegación. La delegación no debe suponer la perdida del control de la tarea. Tan malo es pecar por exceso como por defecto, tan malo es tener un exceso de control como no realizar ninguno. Se debe asumir por parte del colaborador las tareas y funciones encomendadas, se debe adquirir compromisos entre el mando y el colaborador y se debe dar ayuda y medios al colaborador para desarrollar con éxito su labor.

Qué es delegar y qué es repartir tareas: delegar es un concepto con frecuencia mal entendido y por tanto mal aplicado. Es frecuente confundir delegar con repartir tareas, como una forma de quitarse trabajos de encima, que no nos gustan o que no tenemos tiempo de hacer. La delegación es un instrumento básico para la gestión del tiempo y para el incremento de la motivación, además, facilita el aprendizaje de la persona en quien se delega.

La Correcta Delegación dentro del Proyecto


Siempre debe implicar supervisar y controlar la actividad delegada. No supervisar y controlar implica abdicar o lo que es lo mismo, dejar de ser mando.


Jamás se debe delegar: si previamente no se han establecido los parámetros a supervisar o controlar. Nunca se debe delegar el control de los resultados.

Cuando se debe delegar en el Proyecto: para mejorar la calidad y la rapidez de puesta en práctica de ciertas decisiones dentro del Proyecto o para dejar libre al Director de Proyecto para desarrollar capacidades y tareas más creativas y orientadas a largo plazo. En ocasiones ocupamos nuestro valioso tiempo de directivo en tareas menores que puede hacer una trabajador de un nivel salarial menor. No olvidemos que el criterio económico es el predominante en cualquier gestión, tengamos siempre presente el coste de la hora de trabajo de unos y otros.

Cual es la responsabilidad del personal del Proyecto: responsabilidad frente al mando sobre la ejecución y responsabilidad sobre el resultado de las tareas delegadas. El hecho de haber delegado una tarea a un colaborador, con las consiguientes atribuciones para su ejecución, no exime en ningún caso al delegante de su responsabilidad sobre la misma. Se delega autoridad nunca responsabilidad. El proyecto siempre es responsabilidad del director del Proyecto.

Qué debe poseer el personal delegado: autonomía para la realización + poder para tomar decisiones que resuelvan los problemas que se puedan plantear en la ejecución de las tareas información objetiva de todo aquello que incide directa o indirectamente sobre la tarea que ha sido delegada + se debe negociar con el colaborado  los medios humanos y materiales que son necesarios para desarrollar la labor delegada + establecer un mecanismo que permita controlar los resultados de las tareas que se han delegado.

Qué es la delegación hacia arriba: la delegación hacia arriba se produce cuando el director del proyecto admite resolver los problemas y realizar las trabajos de sus colaboradores. Muchos directivos están tan sobrecargados de trabajos rutinarios que no pueden realizar sus propias tareas claves, su mayor problema es que en vez de asignar responsabilidades hacia abajo han permitido a sus colaboradores que sigan su inclinación natural a delegar hacia arriba. Como resultado de lo expuesto están siempre repletos de una clase de tareas que nunca deberían ser las suyas.

bloque-habiliades-master-direccion-proyectos-mdap