Opiniones de los alumnos sobre el Master en Project Management

Opiniones de los alumnos sobre el Master en Project Management


Las opiniones de los alumnos que han cursado nuestro Master en Dirección de Proyectos


Si quieres conocer lo que opinan nuestros alumnos del Master en Project Management, aquí tienes una muestra sobre sus comentarios a lo largo de estos 17 años y 57º ediciones


Si eres alumno, o antiguo alumno, del Master en Dirección de Proyectos y deseas enviarnos tu opinión, te invitamos a que rellenes el siguiente formulario >>

Debajo del Formulario encontrarás opiniones de tus compañeros.  ¡Muchas gracias!

Nota: Comentario sujeto a verificación por parte del Executive Master in Project Management. Sólo serán publicadas opiniones de alumnos que han cursado o estén cursando el master.

Responsable: Identidad: HITO MASTER DAP S.L. Domicilio: C/ Blas de Cabrera 23, 28806 Alcalá de Henares (Madrid) Contacto: datos@uv-mdap.com

¿Para qué necesitamos tratar sus datos?: Trataremos sus datos para gestionar su solicitud e informarle de forma personalizada, para lo cual puede resultar necesario comunicar sus datos a UGlobal SRL. Adicionalmente, trataremos los datos para otras finalidades si Usted presta su consentimiento expreso a cada una de ellas.

Derechos: Usted puede ejercer los derechos relacionados con sus datos personales, como por ejemplo de acceso, rectificación o supresión. También puede presentar una reclamación ante la Agencia Española de Protección de Datos. Dispone de la información necesaria en: www.agpd.es.

Información adicional: Puede consultar la información adicional y con mayor detalle sobre Protección de Datos en nuestra página web/ en la siguiente página: Política de Privacidad y Cookies.

He leído y acepto la política de privacidad

Cursar el Master fue una decisión proyectualmente satisfactoria

Lisbeth Albarrán

Lisbeth Albarran. Alumna Executive Master Project Management (MDAP). Calificación obtenida en el Master: 100/100.

https://ve.linkedin.com/in/cif-albarran


Los lineamientos de la Gerencia de Proyectos y asumirlos como un estilo de vida, fue una de las enseñanzas más significativas de este máster.


Decidir entre un estudio de postgrado especializado en mi profesión (Ingeniero. Mecánico) y uno más amplio como el Master en Gerencia de Proyectos, me condujo a evaluar y establecer una serie de criterios para seleccionar la mejor opción a la hora de cursar un Master (Factibilidad de un Proyecto).


Finalmente, al cuantificar precio, programa de estudio, perfil docente, número de ediciones, mayor campo laboral entre otros aspectos; opté por el Máster en Dirección y Administración de Proyectos -MDAP.

Luego inicié todo el proceso para ser admitida en el Master en Gerencia de Proyectos: acuerdos, pagos, entrevistas, etc. (Iniciación), posteriormente la organización entre el estudio y las responsabilidades laborales y personales, considerar todos los elementos, riesgos, y recursos para iniciar y culminar el máster dentro de los acuerdos inicialmente planteados (Planificación).

Comienzo el estudio de acuerdo a lo planeado con actividades on – line y sus enriquecedoras sesiones presenciales


Generadoras de redes profesionales que incrementan el networking (Ejecución).


El máster ofrece una plataforma Web que permite la interacción con los demás estudiantes. Una atención personalizada con el equipo MasterDAP, así como la retroalimentación de las evaluaciones por parte de los tutores y facilitadores – catalizadores de aprendizaje y enseñanza – (Seguimiento y Control); para tomar las acciones correspondientes ante desviaciones o posibles fallas.

Cercano a la finalización del máster surge un riesgo (fallecimiento de mi padre), que podía afectar la culminación exitosa del mismo, ya que muchas situaciones y prioridades en lo familiar, profesional, económico y más aún en lo personal cambiarían.

Sin embargo, pensar de manera proyectual gracias a los conocimientos adquiridos por el máster y a la formación adaptativa del mismo, me permitió tomar acciones para solventar la situación, sin tener ningún tipo de desviación en el cumplimiento del objetivo.

Entender que la compensación de las tres vidas: familiar, personal y profesional, es esencial y que lo único constante en ella son los cambios, saber manejarlos y lograr dicha compensación son los elementos claves de un buen Project Manager.

Aprehender los lineamientos de la Gerencia de Proyectos y asumirlos como un estilo de vida, fue una de las enseñanzas más significativas de este máster.

La apropiación de los fundamentos teóricos y de herramientas permitió consolidar las bases y competencias en el diseño, desarrollo y evaluación de proyectos, para poder ser aplicados en escenarios de acción práctica.

Junto a estos conocimientos y logros académicos se suman para dar Cierre a este proyecto personal la Certificación Internacional del  PMP del PMI y el título de culminación del máster.

Después de dos años de haber culminado el estudio, el obtener varias promociones laborales, poder pertenecer al PMI Capítulo Venezuela y tener una vida bajo estos principios sigo concluyendo que realizar el máster en Dirección y Administración de Proyectos fue una DECISIÓN PROYECTUALMENTE SATISFACTORIA.

Nunca antes había experimentado tantos cambios, en un periodo tan corto de tiempo, como con la realización del MDAP.

Javier Amillo Delso

Javier Amillo Delso. Alumno Executive Master Project Management (MDAP). Calificación obtenida en el Master: 100/100.

Proyecto fin de Master realizado: Análisis, contratación, diseño e implementación para la optimización de los procesos de conformado en caliente de la planta de AIRCAB en Soria, España


Elegí cursar el MDAP por la imposibilidad de compaginar mi vida profesional con un Máster presencial y por las buenas referencias de éste máster online.


Emprendí este Máster en Dirección de Proyectos tras una primera experiencia profesional en la gestión de proyectos, en la que me di cuenta de que, el sentido común, no basta para gestionar proyectos eficazmente.


Para dirigir proyectos eficazmente es necesario dotarse de métodos, de herramientas y de buenas prácticas en project management.

Elegí cursar el MDAP principalmente por dos motivos, la imposibilidad de compaginar mi vida profesional con un máster presencial y por las buenas referencias de éste máster online.

Nunca fue tan cierto aquello de que lo importante no es la meta; lo importante es el camino. Durante los casi 18 meses que ha durado este Máster he cumplido mis metas. Las cuales eran adquirir amplios conocimientos en las distintas metodologías de gestión de proyectos y obtener la certificación PMP.

Pero el Máster me ha aportado mucho más que esto. Gracias al Máster he cambiado profundamente.


Ha cambiado mi forma de pensar, de ver los proyectos y de entender las metodologías de gestión de los proyectos y, de esta manera, poder criticarlas.


En definitiva, entender que no hay ninguna metodología de dirección de proyectos que sea perfecta y que, por lo tanto es responsabilidad del Project manager adaptarlas al contexto del proyecto y la organización ejecutante del proyecto.

No creo equivocarme si digo que nunca antes había experimentado tantos cambios, en un periodo tan corto de tiempo, como ha sido la duración del MDAP.

El Master en Dirección de Proyectos ha sido un trayecto duro; una auténtica maratón con altibajos y muchos cambios, tanto en lo personal como en lo profesional, pero ha merecido la pena.

Cierro estas líneas dándole las gracias a todos aquellos que me han ayudado a que esto sea posible. Gracias al personal del Executive Máster en Project Management – MDAP -, por su profesionalidad y por esa atención individualizada a cada alumno del Master.

Gracias a mis compañeros del Master; es increíble que un grupo tan heterogéneo de personas, repartidas por las cuatro esquinas del Mundo, puedan entenderse, colaborar y ayudarse tan estrechamente, sin ni siquiera conocerse personalmente.

Por último, pero no menos importante, gracias a Clara por estar conmigo todo este tiempo. Por su apoyo moral cuando estaba estresado y tenía la cabeza en otra parte, por soportarme tantas noches y fines de semana pegado al escritorio y un largo etcétera.

Muchas gracias a todos.

No podía imaginar todo lo que se escondía detrás de este Executive Máster en Project Management

Nazanin Mozafarivala

Nazanin Mozafarivala. Alumna Executive Master Project Management (MDAP). Calificación obtenida en el Master: 100/100

https://es.linkedin.com/in/nazanin-mozafarivala54145a9?trk=pub-pbmap

Proyecto final de Master realizado en el Executive Master en Project Management: EPC Interno para 6 Plantas de Energía de Inicio Negro (Black Start) de Kominzad Niroo en las Ciudades de Abadan, Kerman, Khoy, Neyshabuor, Damavand y Yazd (Irán).


Realmente no podía imaginar todo lo que se escondía detrás de este Máster


Aquí me encuentro escribiendo estas dos últimas páginas después de recorrer un largo y bonito camino por este Executive Máster Project Management.


Comenzaba este Máster en Dirección de Proyectos con una experiencia realmente muy diferente de lo que he aprendido.

Pero como que me encantaba gestionar los proyectos, empecé a hacer el Máster y realmente no podía imaginar todo lo que se escondía detrás de este Máster. El Máster me ha aportado mucho.

Durante un año y medio, mi escaso tiempo libre se ha visto dedicado al estudio, la lectura, las clases, con libros y apuntes, casi muchas noches sin dormir. Quien algo quiere, algo le cuesta, y el esfuerzo que el Master exige ha merece la pena. Porque es algo que me acompañará el resto de la vida.

Al esfuerzo inicial, en el que me he volcado al 100%, era mi objetivo de acabar este Máster y ser capaz de entregar el Proyecto fin de Master.

He logrado aprender el manejo del programa MS Project, que siempre había deseado manejar y nunca lo había utilizado. Debo darle las gracias a Julio Macías por enseñármelo.

En el Master he disfrutado mucho con la libertad de dirigir los proyectos de otra manera. He cambiado el enfoque


Ahora entiendo que desde una buena planificación se forja el éxito del Proyecto, combinando arte y método en la Dirección de los Proyectos.


Yo nunca he trabajado como directora de proyectos. Pero siempre he observado la manera en que se gestionaban en Irán.

Con eeste Máster en Dirección de Proyectos  he disfrutado mucho de la libertad de dirigir los proyectos de otra manera y he cambiado el enfoque. Buscando ahora un enfoque compatible y estandarizada, pudiendo explicar y entender mejor lo que estaban haciendo y pudiendo implementar, de una manera más adecuada,  las herramientas de control necesarias para una adecuada dirección de los proyectos..

También he aprendido y entendido que, desde una buena planificación, se forja el éxito del proyecto, combinando ahora arte y método.

Con módulo del PMP, he aprendido de dirigir un proyecta como una maestra y, con el módulo de IPMA, descubrir a valorarme a mí misma como directora de proyectos y a valorar,  y entender  a la gente que me rodea.

Pero sobre todo, ahora tengo claro que formar al equipo que te rodea es clave para el éxito del proyecto, tú éxito y el éxito de todos los miembros del equipo.

También he tenido la oportunidad de hacer el proyecto de fin de Master, donde poder practicar todo lo que he ido aprendido en este Máster y lograr un aprendizaje significativo.

También me gustaba hacer un parte de proyecto con metodología ágil, aplicando Scrum, pero no lo hecho, espero que en el futuro tuviera la oportunidad de utilizarla.

El Máster me ha traído mayor seguridad y convicción en la dirección.


No puedes liderar si no aprendes. “Israelmore Ayivor”


El otro gran logro del Master, ha sido el logro de perfeccionarme en español. Aunque todavía me falta muchísimo por aprender, podría redactar mucho mejor el proyecto, por eso pido disculpas si haya algún fallo, intentare mejorar en el futuro.

El otro objetivo que tengo para futuro obtener la certificación PMI, que era algo que quería hacerlo dentro del Máster, pero con falta de tiempo y cambiar a la versión 6, no he podido sacarlo.

El vehículo del liderazgo se enciende con tu voluntad para aprender. No puedes liderar si no aprendes. “Israelmore Ayivor”

Y al final: La dirección de proyectos es una de esas cosas que parece fácil hasta que la intentas poner en práctica. “Dr. Turner”

Muchas gracias a todos/as.

No pude estar más acertado en mi decisión de elegir este Master en Dirección de Proyectos

Alejandro Alonso Muñoz

Alejandro Alonso Muñoz. Alumno Executive Master Project Management. Calificación obtenida 100/100 

https://es.linkedin.com/in/alejandro-alonso-mu%C3%B1oz-pmp%C2%AE-41352b43

Proyecto de Fin de Master realizado en el Executive Master Project Management: Diseño, contratación, programación, testeo y comercialización de una web con gestor de contenidos digitales y back office integrado con servicios de mensajería, de un ecommerce de venta de coleccionables en España y Francia.


La elección del Executive Master Project Management no fue una decisión tomada a la ligera.


¿Cómo podía aunar mis intereses técnicos de ingeniería con mi pasión por las ciencias humanas en todas sus vertientes?


Laboralmente, he dedicado la integridad de mi carrera al mundo de la programación web. Mi formación académica había consistido en la especialidad de Planificación y Gestión de las Telecomunicaciones que me abrió el camino al mundo laboral y, con posterioridad, un Grado en Ciencias Políticas que vino a consumar de manera satisfactoria un deseo personal durante años incumplido.

Laboralmente, he dedicado la integridad de mi carrera al mundo de la programación web. Pero he tenido la suerte de poder ir evolucionando continuamente: integración visual HTML (HyperText Markup Language) primero, programación de procesos con posterioridad, diseño y modelado de datos después y finalmente gestión de sistemas y de proyectos en sus ámbitos más técnicos y de gestión de actores interesados.

Esto me ha permitido conocer al detalle los distintos roles y diferentes implicaciones de un proyecto, así como tratar con los distintos stakeholders y aunar los intereses de todos por la consecución final del éxito del proyecto.

Precisamente, esta introducción laboral al mundo de la gestión de proyectos, vino a aportar luz a una aparente dicotomía que había venido acuciándome durante los últimos quince años: ¿cómo podía aunar mis intereses técnicos de ingeniería con mi pasión por las ciencias humanas en todas sus vertientes? ¿Acaso era yo una rara avis? Para mi tranquilidad mental, nada más lejos de la realidad.

La pieza que lograba encajar este aparente rompecabezas había estado delante de mis ojos todo este tiempo: la gestión de proyectos.

No pude estar más acertado en mi decisión de cursar este Master.


Desde la primera toma de contacto con Roberto Sanz Masedo, que resolvió todas las dudas que podía aún albergar, ya supe que no iba a sentirme defraudado, ni mucho menos desatendido.


La decisión era ya clara, sólo faltaba dar el paso final. Realmente mi experiencia en el mundo de la gestión de proyectos había sido hasta el momento una mera aproximación.

Había muchos campos que no había llegado a tratar directamente, y mis conocimientos prácticos eran más técnicos que de pura gestión, por lo que resultaba imprescindible formarme si mi objetivo era encarrilar mi futuro laboral hacia la dirección de proyectos.

Y he aquí que tras mucho buscar, comparar pros y contras, y tras horas de meditación con la almohada, me decanté finalmente por este Executive Master en Dirección de Proyectos. Y realmente, no pude estar más acertado en mi decisión.

La organización del programa del Executive Master Project Management, el temario, el profesorado del Master… todo lo que había hecho decantarme por este Master, el Master cumplía con creces mis expectativas.

Desde la primera toma de contacto con Roberto Sanz Masedo, que resolvió todas las dudas que podía aún albergar, ya supe que no iba a sentirme defraudado, ni mucho menos desatendido.

Este, probablemente, sea el mayor temor a la hora de estudiar a distancia, algo de lo que por otra parte ya era experto al haber estudiado así mi Grado en Ciencias Políticas. Esa experiencia adquirida habiendo estudiado a distancia me permitió abordar este Master con algo más de organización y orden, así como de obligación personal.

Y es que sin dedicación y tiempo hubiera sido imposible sacar adelante este Master. Hay quien podría imaginar que esto iba a ser un mero regalo, o un camino de rosas  y nada más lejos de la realidad. El Master exige trabajo, trabajo y trabajo.

El nivel de exigencia del Master es realmente el acorde y deseable, sin que por ello el profesorado deje de saber valorar las situaciones personales y profesionales de nosotros, sus alumnos.

Los bloques del master.


El nivel de exigencia del Master en Dirección de Proyectos es realmente el acorde y deseable.


Ya desde el inicio del Master, con los módulos de Fundamentos y Aspectos prácticos de la Dirección de Proyectos.

Fui consciente del largo camino que aún me quedaba por recorrer en este apasionante mundo. Pues había muchos conceptos, metodologías y matices que desconocía totalmente y que fueron presentados ante mí por el equipo del MDAP con detenimiento, ilusión, y por qué no decirlo, también mimo.

Con el objetivo de lograr la certificación PMP del Project Management Institute (PMI).

Abordé el estudio de ese módulo del Master con total fascinación y dedicación. Ante mis ojos se desplegó una auténtica pléyade de conocimientos, ideas y metodologías, que me hicieron ilusionarme por completo con esta profesión.

El módulo de certificación PMP del Project Management Institute (PMI),  fue impartido de tal manera y con una calidad documental tal, que no puedo dejar escapar la oportunidad de contar una anécdota que da sobrada cuenta de la preparación con la que llegué al examen certificador.

No niego ser algo despistado y, durante semanas estuve convencido, de que el examen de 4 horas de duración constaba de 400 preguntas, y no de 200 como realmente era. Así que el examen lo realicé en la mitad de tiempo y logrando además exceder con holgura los requerimientos exigidos.

Después vinieron IPMA, PRINCE2, ITIL, metodologías ágiles como Scrum o Kanban…

Todas ellas vistas con una perspectiva comparada entre ellas y con el PMBOK que logra dotarnos de las técnicas necesarias para saber adaptarnos a cualquier tipo de proyecto y tomando de cada una las características más beneficiosas para lograr el éxito.

Por otro lado, se nos fue otorgando conocimientos en habilidades directivas y, además, aderezado todo con la ilustración de muchos temas de debate referentes a la profesión del Project Manager.

Y finalmente, la elaboración delProyecto Final de Master.

Un proyecto de fin de Master completo, con un arduo trabajo detrás y que no sólo es la culminación a toda la formación, sino que es parte imprescindible del mismo.

La consumación de este trabajo final, elaborado a lo largo de todos estos meses, representa la ordenación mental de todos los conocimientos adquiridos durante el Master, su puesta en práctica y también su fijación, no sólo en la memoria, sino también en nuestra metodología profesional cotidiana.

La culminación de este Master, no representa un final en sí, sino el principio de un camino apasionante.

Por el que espero que mi trayectoria profesional me haga transitar, con paso firme gracias a todo lo aprendido estos meses, y sin parar de estudiar y aprender día a día, de todo y de todos los que me rodean. Con la ilusión continua de ver completados todos los proyectos que mi vida personal y laboral me presenten.

Agradecimientos.


De buen nacido es ser agradecido.


Pero pocas veces tenemos ocasión de hacer algo tan necesario y a la vez tan difícil como agradecer a nuestros allegados y seres más queridos todo lo que por nosotros hacen, apoyándonos a diario para ser mejores. Por ello, no quisiera dejar escapar esta oportunidad para dar las gracias a todos aquellos que me acompañan y ayudan en tantos ámbitos de mi vida.

Profesionalmente, a mis compañeros de trabajo.

De quienes durante la última década he obtenido continua ayuda (pues la he necesitado, y mucha) y también han sabido perdonar mis defectos y malos días. Espero haber sabido devolver, aunque sea en una mínima parte, todo lo que me han hecho aprender de ellos. Y aunque este agradecimiento es extensible a todos ellos, no puedo dejar marchar la ocasión de mostrarme especialmente efusivo con dos personas cuya confianza y apoyo han sido cruciales.

En primer lugar Consu, cuyo incansable trabajo y tesón, hacen que aprender de ella sea como beber de un pozo inagotable de sabiduría. Y en segundo lugar, sin que el orden de los factores altere el producto, Irene, a quien nunca podré estar lo suficientemente agradecido por su confianza depositada en mí todo este tiempo y por todos sus consejos basados en la experiencia.

Gracias por hacerme querer, con sus luces y sombras cotidianas, esta profesión.

Académicamente, a todos mis compañeros y a los profesores que nos han guiado durante el estudio de este máster.

A todos ellos, que no sólo han sabido presentar su materia del Master con absoluta profesionalidad y dedicación, sino también mostrar su punto de vista sobre la gestión de proyectos.

A Cristina Morena Pérez y Roberto Sanz Masedo su ayuda y predisposición continua; a la siempre atenta Merche por hacernos aterrizar con suavidad y sin turbulencias en el Master; a Inmaculada por su cercanía y por saber introducirnos en este universo; a Benito Fernández y Roberto Drago por su humor y su visión general y poliédrica de este mundo; a Javier Sanz  por hacer fácil el estudio del PMP (Project Management Professional), de PRINCE2 (Project In Controlled Environments) y de otras metodologías; a Ignacio por su visión técnica de ITIL (Information Technology Infrastructure Library); a José Luis por su pasión por la enseñanza y las metodologías ágiles; y por supuesto a Julio Macias por acercarnos el “abstracto” y “filosófico” mundo de IPMA (International Project Management Association) y su amor por la gestión de proyectos, haciendo hincapié en el trabajo y mejora continuos.

Y para finalizar, personalmente, a mi familia y amigos.

A mis amigos, por haber sabido perdonar mi falta de tiempo para ellos, espero saber restituirles todas las horas que me he ausentado estos meses de estar su lado haciéndome la vida más alegre y liviana.

Y finalmente, y más importante, a mi familia, por haber estado siempre a mi lado, por ayudarme siempre a encaminar mi futuro; pues llegar a ser, aunque sólo sea una pizca, como ellos son, significaría una garantía absoluta de haber alcanzado ser la mejor persona que uno podría imaginar.

A todos ellos: gracias.